Pollo frío con pimientos y aceitunas

Pollo con pimientos rojos y aceitunas

Hoy os propongo uno de mis platos preferidos, sacado una vez más del blog de El Comidista. En esta ocasión confieso que mi aportación es mínima, pero es que nos gusta tanto que no me puedo resistir a traerlo aquí. Además, es un plato perfecto para el verano, ya sea para comerlo en casa o para llevárselo en un tupper al parque, a la playa o al trabajo (para los que todavía no tenemos vacaciones). Y a mí me pareció en su momento original, porque en mi casa no se estilaban las ensaladas de carnes frías.

En su blog, Mikel L. Iturriaga usa lomo de cerdo en lugar de pollo, aunque ya avisa que se puede hacer con cualquiera de las dos carnes e incluso con ternera. Yo me decanto por el pollo, aunque una vez usé solomillo y confieso que también estaba rico. En cualquier caso, os aconsejo al igual que hace él que no os paséis con la cocción de la carne, para que no quede seca. Por lo demás, no podía ser un plato más sensillo de elaborar, así que no tenéis escusas.

NIVEL:

Para pimpollos recién salidos del cascarón

TIEMPO:

40 minutos, más unas dos horas de reposo en la nevera

INGREDIENTES:

(para dos personas)

  • 400 g de pechuga de pollo
  • 80 g de aceitunas negras (yo usé de la variedad griega Kalamata)
  • 1 cebolla pequeña
  • Medio diente de ajo
  • 1 pimiento asado
  • Pimentón
  • Tomillo seco (opcional)
  • Sal, aceite y vinagre
Ingredientes

Casi todos los ingredientes. La cebolla y el ajo llegaron tarde a la fiesta (y se les vio muy juntos toda la tarde)

ELABORACIÓN:

En una fuente de horno, colocamos las pechugas con un poco de pimienta, tomillo y un chorrito de aceitede oliva. Asamos durante unos 25 minutos a 220 ºC.

Mientras tanto, cortamos la cebolla en juliana o en dados y, si se quiere que pierda fuerza (la mía haría llorar al hombre de negro), la ponemos en un recipiente con agua, vinagre y sal unos 20 minutos.

Deshuesamos las aceitunas y las ponemos en un bol grande. Añadimos el pimiento asado cortado en tiras o trozos, el ajo picado y la cebolla. Si no sois muy amigos del ajo crudo, lo podéis cortar en trozos grandes y retirarlo antes de servir el plato.

Una vez que el pollo esté asado, lo cortamos en trozos y lo dejamos templar. Una vez templado, añadimos el pollo y los jugos que haya soltado durante la cocción al bol y añadimos pimentón al gusto.

Por último, salamos y añadimos una cucharada de vinagre y tres de aceite. Mezclamos bien y probamos para rectificar el aliño.

Metemos en la nevera al menos dos horas si lo queremos servir frío, que es como corresponde a esta época del año.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Esperamos tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s